¡Azúcar! La Vida y Música de Celia Cruz Celia Cruz Selector  
HBWWLM Su Vida
 
Su Vida
Su Musica
Su Camerino
 
Salsa y Azúcar
 
 
El ambiente salsero: Nueva York en los años 1960 y 1970
   

Cuando Celia llegó a Nueva York al final del año 1961 encontró una ciudad colmada de músicos latinos. Muchos ya llevaban décadas viviendo en Nueva York; otros, como Tito Puente, habían nacido allí. La escena musical se caracterizaba por la experimentación y el intercambio de ritmos y tradiciones musicales.

El son cubano marcó considerablemente el género que hoy en día se conoce como la salsa. El son está basado sobre un patrón de clave que consiste en un golpe sincopado de tres por dos. Sin embargo, existen muchos otros elementos musicales en el género: la bomba y la plena puertorriqueña, el merengue dominicano, la cumbia colombiana, la musica brasileña, los blues , el jazz y el rock and roll . Los puertorriqueños, dominicanos, cubanos y otros latinoamericanos, junto a músicos norteamericanos, crearon esta nueva sonoridad.

Caracterizada por el sonido brusco y agresivo del trombón, llena de relatos próximos a la realidad cotidiana propia de los márgenes y el mero gozo de la rebeldía, la salsa vino a representar la contra-cultura latina de la década de los 1970. La música cambiaba de dirección y tono; desde el sonido de las grandes bandas y la elegancia de los salones de baile como el Palladium hasta la complejidad y dureza de las calles.




 
Camino al futuro
 

Estos zapatos fueron hechos especialmente para Celia Cruz por el Sr. Nieto, zapatero de la ciudad de México quien diseñó para Celia por más de cuarenta años. La parte plana inferior camufla el tacón y una vez se lo calza se crea la ilusión que el cuerpo está suspenso en el aire o en pleno despegue aéreo. De igual modo, la estrella de Celia estaba a punto de remontar el cielo de la fama cuando años después se convirtiera en una figura central de la música latinoamericana.

   
 
Sabor
 

El vocablo “sabor” literalmente puede ser sinónimo de “gusto” o “sazón.” Se trata de una condición que adquieren las comidas bien preparadas y sazonadas. Dentro de la música afrocaribeña son muchísimos los términos culinarios dedicados a nombrar la forma en que la música es tocada, cantada, bailada. “Tener sabor” en la música designa la maestría consumada de algunas performances musicales. Muchos piensan que Celia Cruz era la encarnación misma del sabor.

 

 
¡Azúcar!
 

“¡Azúcar!” era el grito de batalla de Celia Cruz. Con él electrificaba al auditorio y empapaba la música con su propio sabor. La caña de azúcar es el producto agrícola por excelencia de la historia cubana y sirve de eslabón entre la multiplicidad dinámica de la cultura cubana y la violencia de la esclavitud. El gutural “¡Azúcar!” de Celia invocaba estas asociaciones.

 

   
Espectáculos, Intérpretes y Compositores
 
   
   
La Fania
La época dorada de la salsa se extendió desde los últimos años de los 60 hasta el comienzo de los años 80. En este período algunos de los músicos de mayor renombre fueron contratados por un sólo sello disquero: Fania Records. Fania fue creada en 1964 por el director musical dominicano Johnny Pacheco y el abogado italoamericano Jerry Masucci. Ambos tuvieron la visión de comercializar el sonido urbano de las calles de Nueva York que llegó a convertirse en una tendencia cultural.

Muchos han argumentado que la salsa no es más que un refrito de son y rumba cubana. Los artistas que fueron contratados por la Fania demostraron que en Nueva York se había fundido una nueva sonoridad que no sólo era única, sino que también era escuchada por el público en otras ciudades de Latinoamérica. Así la salsa se convirtió en un movimiento musical latinoamericano.

 

 
Las Estrellas de Fania
Para 1971, la Fania había contratado suficientes músicos y orquestas para formar una super-orquesta con los mejores músicos del sello. Sus más destacadas grabaciones en vivo se convirtieron en discos clásicos al tiempo que se produjeron dos películas igualmente exitosas, Our Latin Thing/Nuestra cosa latina (1972) y Salsa (1976) dirigidas por Leon Gast y producidas por Fania.
   
   
 

Las Estrellas de Fania y “Hommy”
Con la Fania, Celia comenzó su carrera como salsera al participar en la legendaria ópera latina Hommy . Basada en la ópera de rock Tommy, Hommy fue compuesta por el pianista Larry Harlow, un judío de Nueva York quien, por su parte, fue uno de los primeros artistas firmados por Fania, y por el músico, bailarín, y compositor puertorriqueño, Henny Alvarez. Como pianista, compositor, y director de orquesta, “el judío maravilloso” percibió el potencial de la poderosa voz y presencia de Celia y la contrató para interpretar el papel de Gracia Divina. La ópera se estrenó en el Carnegie Hall en 1973 con gran éxito; tanto el espectáculo como Celia recibieron críticas entusiastas.

 

 

Celia y Tito
Celia Cruz conoció a Tito Puente, el gran director de orquesta, compositor y maestro de percusión, en Cuba en 1955. Se encontrarían de nuevo cuando Celia llegue a Nueva York. Después de retirarse de la Sonora Matancera en 1965, Celia comenzará una relación musical con Tito que duraría hasta 1973. Aunque el sello disquero Tico no promocionó lo suficiente la colaboración para hacer de ella una lucrativa, el trabajo con Tito Puente fue para Celia una transición musical importante para entrar al mercado norteamericano. Los dos grabaron algunos números memorables, entre ellos “ Aquarius, ” que acercarían aún más a Celia al nuevo horizonte musical que se desarrollaba entonces en la ciudad de Nueva York.

 

 

Celia y Johnny
Celia Cruz firmó con el sello Fania en 1974. Su primer disco, Celia y Johnny, con Johnny Pachecho, fue lanzado por Vaya, una filial del sello Fania. Con las Estrellas de Fania viajó a través del mundo, dando conciertos en Japón, Latinoamérica y Europa. Para Celia, uno de los conciertos más memorables fue en Kinshasa, lo que era entonces Zaire, como preámbulo a la pelea de boxeo entre Muhammad Ali y George Foreman, llamado el “Rumble in the Jungle ” o la “Bronca en la selva.”


 

Celia con Willie Colon
El LP “Only They Could Have Made This Album/ Sólo ellos pudieron hacer este disco” con Willie Colón del año 1977. Celia Cruz tuvo una relación musical extremadamente exitosa con Willie Colón, uno de los artistas más importantes y consumados de la salsa durante los años 1970 y 1980. Puertorriqueño nacido en Nueva York, Colón marcó marcó decididamente la salsa con la introducción de ritmos tradicionales puertorriqueños y elementos musicales brasileños. También fue un pionero en el desarrollo de la impronta sonora del trombón que le es particular a la salsa.


 
Bata Cubana Anaranjada

Celia Cruz adaptó la bata cubana para los escenarios norteamericanos. Esta bata diseñada por Enrique Arteaga está hecha de satén de poliéster y está intercalada con cinta anaranjada. Metros de encaje blanco ondeado adornan las varias capas de vuelos sobre la falda, mangas y cola. Celia usó esta bata cubana primero en Carnegie Hall y después en el Teatro Apollo en Harlem.

 

 
 
 
National Museum of American History
English Abrir Versión Flash Visitanos Eventos Recursos Invita a un Amigo Copyright Privacy Policy Prensa Creditos