¡Azúcar! La Vida y Música de Celia Cruz Celia Cruz Selector  
HBWWLM Su Vida
 
Su Vida
Su Musica
Su Camerino
 
Se Exilio
 
 
El exilio - la salida de Cuba
   

Los años 1950 fueron años turbulentos en Cuba. El panorama político había cambiado dramáticamente con el triunfo de la revolución y los músicos enfrentaron constantes transformaciones que afectaron diversos aspectos de sus vidas. Muchos decidieron establecerse en Nueva York, Los Angeles y en la Ciudad de México, lo cual contribuyó a la efervescencia y complejidad de las escenas musicales que allí se desarrollaban.

Celia Cruz viajó frecuentemente por los Estados Unidos y Latinoamérica durante la década de los 40 y 50 con diferentes orquestas y revistas musicales. Al final de 1959, Rogelio Martínez, el director de la Sonora Matancera, obtuvo un contrato por un año para tocar en México. Celia decidió irse con la orquesta; partieron el 15 de julio de 1960, seis meses después que Fidel Castro asumiera el mando en Cuba. Nunca más regresaron a la isla.

 


 
Desde México hacia los Estados Unidos
 

Celia tuvo grandes éxitos en México y cantó en su primera película mexicana, Amorcito Corazón. Luego siguieron otras películas, presentaciones en la televisión mexicana y grabaciones con varias orquestas y músicos mexicanos, incluido el célebre compositor, Pedro Vargas. Su estancia allí contribuyó a su fama internacional ya que México era entonces una importante plaza musical para el mercado latinoamericano e internacional.

Ya en sus presentaciones para la televisión cubana durante los años 1950 puede apreciarse que el estilo y la estética de Celia habían comenzado a transformarse. Su presencia escénica había ganado extravagancia y singularidad. Después de una gira de más de un año, Celia decidió mudarse a los Estados Unidos y llega a la ciudad de Nueva York el 20 de noviembre de 1961.

 



 
 
 
National Museum of American History
English Abrir Versión Flash Visitanos Eventos Recursos Invita a un Amigo Copyright Privacy Policy Prensa Creditos