¡Azúcar! La Vida y Música de Celia Cruz Celia Cruz Selector  
HBWWLM Su Vida
 
Su Vida
Su Musica
Su Camerino
 
La Sonora Matancera
 
 
La Sonora Matancera
   

La legendaria orquesta que será conocida como la Sonora Matancera fue originalmente fundada en 1924 por Valentín Cané en la provincia cubana de Matanzas. Rogelio Martínez fue su director en los años 1930 y bajo su conducción y concepto la orquesta llegó a ser una institución que invitó a más de sesenta cantantes a través de su trayectoria histórica. Muchos de estos cantantes venían de otros países latinoamericanos, lo que contribuyó al éxito internacional de la agrupación. La Sonora Matancera se presentaba en varios clubes y en programas de radio en una época cuando la música bailable en vivo era parte integral de la vida cotidiana en Cuba.

En 1950, Rodney le presentó a Celia a Rogelio Martínez después que la cantante puertorriqueña Myrta Silva se retirara de la Sonora Matancera. Esta relación vino a ser una de las más creativas en la historia de la música latinoamericana. Con la Sonora Matancera, Celia interpretó muchos de los géneros populares de la música cubana, como boleros, sones, cha-cha-chás, danzones y guarachas. Su primera grabación con la agrupación fue la guaracha “Cao, cao maní picao” en 1950, la cual le ganó el cualitativo de La guarachera de Cuba. Celia se presentó en muchos países latinoamericanos y permaneció con la Sonora hasta 1965. Con la Sonora Matancera grabará más de 185 canciones.

 
Cuando conocio a Pedro
 

Esta trompeta le pertenecía a Pedro Knight, quien comenzó con la Sonora Matancera como segunda trompeta en 1944. Celia Cruz conoció a Pedro Knight en 1950 cuando se unió a esta agrupación musical. Lo que comenzó como una amistad terminará en matrimonio en Connecticut en 1962. Pedro se retiró de la orquesta a finales de los años 1960 para convertirse en el director musical de Celia.


   
 
Noches Habaneras-La Tropicana
 

En los años 1950, la ciudad de La Habana era famosa internacionalmente por su intensa vida nocturna, repleta de clubes y teatros. La música cubana ya era una presencia mundial, sobre todo en los Estados Unidos. Entre los grandes cabarets, El Tropicana emblematizaba la espectacularidad y la sofisticación que caracterizaban las estéticas cubanas de la década de los 50. Este incesante espectáculo incluía bailarinas sensuales, disfraces estrambóticos y revistas musicales con temas afrocubanos y coreografías del famoso Rodney. Participar en los espectáculos de El Tropicana significaba haber arribado al éxito y para muchos artistas cubanos constituía un aumento considerable de su popularidad.

 



   
 
Celia Cruz en El Tropicana
 

Para los artistas cubanos, El Tropicana era un escenario importante para desplegar su talento. Celia Cruz fue invitada a cantar varias veces durante los años 1950 y participó en revistas musicales famosas como “Mayombe,” “Tambó,” “Carnaval carioca” y “Canto a Oriente.” Para Celia este era un lugar ideal para desarrollar su carisma monumental y su estética de escena. También le sirvió para destacarse como solista, separada de la Sonora Matancera.

 


   
 
 
 
National Museum of American History
English Abrir Versión Flash Visitanos Eventos Recursos Invita a un Amigo Copyright Privacy Policy Prensa Creditos