The Teodoro Vidal Collection | About the Collection

Música de Puerto Rico

En la música folklórica de Puerto Rico se expresan diversas influencias y tradiciones. La bomba, en su más temprana manifestación, surgió en las plantaciones, entre los trabajadores esclavos africanos y sus descendientes. La música jíbara, considerada como la música campesina puertorriqueña, incorpora toda una mezcla de tradiciones musicales españolas, incluyendo elementos moriscos que se manifiestan especialmente en la interpretación del género denominado seis. La plena fue introducida por trabajadores de los alrededores de Ponce aproximadamente en 1898. Estos tres tipos de música están estrechamente relacionados. Las interpretaciones de plena, bomba y seis a menudo incluyen instrumentos propios de otras clases de música. Partiendo de la observación de esta combinación de instrumentos y ritmos, es que los académicos se refieren a Puerto Rico como una sociedad acriollada —una cultura emergente de la combinación de diferentes tradiciones.

Ilustración de una familia tocando instrumentos

Ilustración de una familia tocando instrumentos

Bomba

La bomba es una de las manifestaciones musicales más antiguas de la música puertorriqueña. Floreció allí donde habitaban los africanos y su abundante y mixta descendencia, en las labores de las plantaciones coloniales. La bomba constituía un vehículo de desahogo social, político y espiritual para esta gente que vivía abrumada con la pesada carga de su vida diaria.

Marímbula

Marímbula

Barril de bomba

Barril de bomba

Al igual que la rumba cubana, la bomba se acompaña de baile, como en las tradiciones musicales del África oriental y Central. Los conjuntos que interpretan bomba presentan por lo general tres tambores de diferente sonido hechos con barriles de ron y una sola maraca. Se alternan dos clases de llamadas y respuestas: el cantante y el coro se responden alternativamente uno al otro y el tambor de sonido agudo o buliador se turna con el bailarín. El que toca el tambor y el bailarín se hablan, se provocan y se desafían el uno al otro en su lenguaje único y, cuando la interpretación es buena, se unen en un duelo sensual.

Música Jíbara

Los musulmanes del norte de África, conocidos como moros, controlaban muchas áreas de España entre el 711 y el 1500. Los moros legaron muchas influencias culturales en España, especialmente en la música, el lenguaje, el arte, la cocina y la arquitectura. La influencia morisca se observa claramente en el seis, la forma más importante de música jíbara. Seis significa muchas cosas en términos musicales —no solamente un tipo de canto, sino también un tipo de ritmo. El seis llegó a Puerto Rico desde España en los años 1680. Los instrumentos de cuerda españoles sirvieron de inspiración para los instrumentos distintivos puertorriqueños tales como el cuatro, el tiple y la bordonúa.

De estos instrumentos, el cuatro, una clase de guitarra, es el más usado en la actualidad, no sólo en la música jíbara sino también en la plena y en otros géneros. La parte trasera del cuatro, en este caso, esta hecha de una calabaza nativa. El cuatro, la guitarra y el güiro forman el conjunto típico jíbaro. Hoy en día, muchos músicos también agregan los tambores de bongo y el bajo.

Tiple

Tiple

Cuatro

Cuatro

Plena

La plena nació en los barrios de la clase trabajadora, cerca de la ciudad de Ponce, alrededor de 1898 cuando se produjo el cambio de soberanía española a Control estadounidense. La plena se denomina a menudo periódico cantao porque por medio de ella se comentan los eventos contemporáneos, escándalos, elecciones y aspectos de la vida diaria.

Los instrumentos que se emplean para tocar la plena incluyen tres o más panderetas, de distintos tamaños: seguidor, segundo y requinto, cada una de ritmo diferente, y un güiro. La plena tiene sus raíces en Occidental, pero también refleja la música de otras islas del Caribe y constituye una fuente de orgullo nacional e identidad cultural para los puertorriqueños.

Pandereta

Pandereta

Güiro

Güiro
close

 

Please wait...